Invertir en elecciones

En el marco de las próximas elecciones Presidenciales, muchos se preguntan si es conveniente invertir antes de conocer al nuevo mandatario o si es mejor hacerlo ya sabiendo el resultado. Para responder lo anterior, es importante mencionar que los precios de los activos reflejan la totalidad de la información pública disponible relevante para éste, así como las probabilidades de que salga uno u otro candidato y cómo sus políticas pudieran impactar en la generación de utilidades futuras de las compañías, ya debiera reflejarse en los precios de los activos.

A pesar de lo anterior, las probabilidades pueden cambiar en la medida que se va acercando el día de la elección, aumentando o disminuyendo la volatilidad en el mercado.

De esta manera, la conveniencia de invertir o no dependerá de la tolerancia al riesgo de cada inversionista. Para alguien que tiene una baja tolerancia al riesgo es preferible que espere el resultado de las elecciones Presidenciales, para luego poder invertir en un escenario de mayor claridad. Por el contrario, para inversionistas con una mayor tolerancia al riesgo, y que estén dispuestos a aceptar mayores niveles de incertidumbre, con un consiguiente retorno potencial más alto, podría hacer sentido invertir hoy.

El mercado accionario ha tenido un desempeño muy positivo este año, influenciado no sabemos en qué orden de importancia, por el ingreso de inversionistas a los mercados emergentes, donde la bolsa chilena recibe una parte de esos flujos y por las expectativas asociadas al ciclo político chileno. Una vez se tenga claridad del ganador en las próximas elecciones, probablemente primaran las expectativas de crecimiento económico para los próximos años, es así que si las expectativas de un mayor dinamismo económico se consolidan y empiezan a materializarse, no es descartable observar un buen desempeño de nuestro índice bursátil.

Hay que tener en cuenta que no todo se mueve por dinámicas internas para tener clara la dirección que pudieran tomar los mercados debemos seguir mirando a China, a los precios de los commodities, a la situación de tasas de interés en USA, entre otros. Por lo pronto el escenario se ve promisorio.